En la presente nota informativa se ponen de manifiesto los principales factores que pueden influir decisivamente en la reunificación de Chipre. Además, se analizan los intereses de otros Estados y Organizaciones en la isla y su capacidad para influir en la toma de decisiones en el ámbito local e internacional.

ANÁLISIS

La isla de Chipre está situada en el mar Mediterráneo. Se encuentra a 120 km. al oeste de Siria y 113 Km. al sur de Turquía. Chipre forma parte del suroeste asiático, y más concretamente de oriente próximo.

Chipre es la tercera isla más grande del Mediterráneo, por detrás de Sicilia y Cerdeña. Tiene una longitud de 160 Km., a los que hay que añadir 72 Km. de tierra situado en su extremo nororiental. La isla tiene una anchura de 97 Km.

El 78% de los chipriotas son ortodoxos griegos, el 18% musulmanes y el 4% restante de otras religiones. En cuanto a la composición étnica de la isla, el 78% de la población son griegos, el 18% son turcos y el 4% restante son europeos no griegos.

revolucion-griega

Chipre ha sido ocupada por diversas culturas a lo largo de los años. La civilización micénica en el año 1600 a.C. y posteriormente civilizaciones fenicias y griegas. Los asirios invadieron la isla en el 800 a.C. hasta que en el año 600 a.C. la ocuparon los persas. En el 331 a.C. Alejandro Magno reconquistó la isla, arrebatándosela a los persas y pasando a formar parte del dominio helénico. En el año 57 a.C. Chipre pasó bajo dominio del Imperio Romano. Tras la caída de Roma, la isla estuvo bajo dominio bizantino y árabe. En 1192 Chipre fue conquistada por los cruzados a manos de Ricardo I corazón de León, proclamándose Rey de Chipre.

Posteriormente, en 1570 la isla fue conquistada por el Imperio Otomano hasta que, en julio de 1878 tras el Congreso de Berlín, Chipre pasa a ser administrada por Gran Bretaña. En noviembre de 1914 se convierte oficialmente en colonia británica.

En 1931 se inician las primeras revueltas a favor de la unión de Chipre con Grecia (proceso conocido como Enosis), liderada por el arzobispo Makarios. En 1960, Turquía, Grecia y Reino Unido, junto con comunidades turcochipriotas y grecochipriotas, firman un tratado para la independencia de la isla. Además, ese mismo año se redacta la Constitución y se acuerda la posesión británica de dos bases militares situadas en la isla. En este momento, el arzobispo Makarios asume la presidencia de la República de Chipre.

Entre 1963 a 1967 se suceden violentos enfrentamientos intercomunitarios, agravados en la zona fronteriza entre ambas comunidades. En 1974 un golpe pro-griego depuso al gobierno legítimo, lo que provocó la invasión y ocupación del tercio norte de la isla por parte de Turquía, proclamando la República Turca del Norte de Chipre. Se trata de un Estado únicamente reconocido por el gobierno turco y la Organización de la Conferencia Islámica.

En mayo de 2004, Chipre pasa a ser miembro de la Unión Europea (UE). Este mismo año se aplica un plan apoyado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para la reunificación de la isla, sin embargo, el referéndum es rechazado por el 76% de los grecochipriotas.

En las elecciones de febrero de 2013, el Sr. Nikos Anastasiadis, miembro del partido Agrupación Democrática, es elegido presidente de la República de Chipre. En febrero de 2018 renueva su presidencia al frente de la República. La presidencia de la república es ejercida únicamente en la zona sur de la isla.

En abril de 2017, la república de Chipre (junto con Italia, Israel y Grecia) firma con la Comisión Europea un acuerdo para la construcción del gasoducto que conectará los campos de gas del Mediterráneo con Europa. Este hecho demuestra a nivel internacional, una vez más, la falta de legitimidad de la República de Turquía en el Norte de Chipre para los asuntos de la isla.

chipre-turquia-conflicto

Por otra parte, se han llevado a cabo varios intentos de negociación para alcanzar la unificación de la isla tras 44 años de separación. El último se produjo en julio de 2017, donde acudió el presidente chipriota, el Sr. Nikos Anastasiades, y el ministro turco de asuntos exteriores, el Sr. Mevlut Cavusoglu. La conferencia se produjo bajo los auspicios de la ONU. Tras nueve días de negociaciones no se logró obtener ningún acuerdo.

En julio de 2017, días más tardes de la conferencia para la negociación de la reunificación liderada por la ONU, el presidente turco, el Sr. Tayyip Erdogan, en el XXII Congreso Mundial de Petróleo celebrado en Estambul, declaraba su rechazo a las negociaciones llevadas a cabo entre las empresas y el gobierno chipriota. Del mismo modo, advertía del riesgo que corrían las empresas de perder a un “amigo”.

En marzo de 2018, el presidente de Chipre, el Sr. Nikos Anastasiades, afirmó que el reinicio de las conversaciones sobre la reunificación de la isla es inviable, dada la postura beligerante adoptada por parte de Turquía en cuanto a la explotación de yacimientos gasísticos en las costas chipriotas.

Como consecuencia de las políticas en materia de derechos humanos adoptadas por el presidente turco, el Sr. Tayyip Erdogan, Turquía está sumida en el aislamiento por parte de la UE en general y de los gobiernos alemán y francés en particular. En declaraciones realizadas por la canciller de Alemania Angela Merkel en septiembre de 2017, afirmaba textualmente; “está claro que Turquía no debe convertirse en miembro de la Unión Europea”. Por otra parte, en enero de 2018 el presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, afirmaba que: “el largo proceso de negociaciones para alcanzar el ingreso de Turquía en la UE ha llegado a su fin”.

Por otro lado, desde un punto de vista energético, Europa importa el 90 % del gas que consume de Noruega, Argelia y Rusia, siendo este último el principal proveedor. Dada la creciente escalada de tensión entre Rusia y la UE, el proyecto gasístico europeo pasa por reducir su dependencia de Rusia y buscar otros proveedores como pueden ser Israel, Egipto, Líbano o Chipre. Con este fin, la UE, Chipre, Grecia, Israel e Italia alcanzaron un acuerdo para la construcción del gasoducto denominado “East-Med” que permitirá proveer de gas a Europa.

Teniendo en cuenta la situación actual, se plantean tres posibles escenarios que se pueden producir a medio o largo plazo:

Escenario 1: a pesar de los beneficios que los yacimientos gasísticos pueden reportar tanto a la entidad turcochipriota como al gobierno grecochipriota, la tensa relación que existe actualmente se prolonga en el tiempo. A largo plazo, las partes directamente implicadas en las negociaciones -Turquía y Chipre-, encuentran puntos convergentes que les permiten alcanzar un acuerdo que satisface a ambas partes. Teniendo en cuenta que la situación actual en la isla beneficia y/o perjudica a terceras partes, se considera que la UE y Estados como Israel y Rusia, entre otros, influyen directamente en el proceso de negociación.

En caso de producirse futuras negociaciones, la explotación de los yacimientos gasísticos de Chipre y la futura ruta gasística hacia Europa estarán presentes muy probablemente dentro de los puntos a considerar.

Este escenario se considera poco probable que se produzca y poco peligroso para la estabilidad de Chipre y las relaciones internacionales en la zona.

Escenario 2: el gobierno chipriota intenta llevar a cabo las primeras pruebas de prospección de gas al sur de sus aguas territoriales (yacimiento Afrodita). Turquía reacciona desplegando buques de la marina y aviación militar justificado con la realización de unas pruebas sismológicas en la zona. Es muy probable que estas muestras de fuerza militar por parte de Turquía tengan como única finalidad disuadir al gobierno chipriota de la explotación de los yacimientos gasísticos. Se considera improbable que estas acciones deriven en un enfrentamiento bélico trascendente.

A pesar de los esfuerzos por parte de la UE para reducir su dependencia gasística de Rusia, Alemania y Rusia firmaron un acuerdo para la construcción del gasoducto denominado Nord Stream II. El propósito es aumentar la capacidad de transporte de gas desde Rusia a Europa. Con este acuerdo, Alemania se consagra como puerta de acceso del gas proveniente de Rusia y principal interlocutor en materia energética entre Europa y Rusia. Cómo consecuencia, es posible que el proyecto de reunificación de Chipre (necesario para la explotación de yacimientos en Chipre) pierda importancia estratégica para la UE.

Turquía e Israel han iniciado conversaciones para la construcción de un gasoducto. Si este proyecto se hace realidad, para Israel supondría abrir su mercado gasístico hacia Europa con independencia de cómo se resuelva el proceso de reunificación de Chipre. Para Turquía supondría obtener una posición ventajosa para futuras negociaciones con Europa, estableciéndose como ruta de paso del gas israelí hacia Europa. Además, permitiría a Turquía mantener su posición actual respecto a la situación en Chipre abriendo una nueva vía de negociación con la UE en material energética.

Este escenario se considera el más probable y el menos peligroso para la estabilidad de Chipre y de oriente próximo.

Escenario 3: a pesar de la tensión existente entre los turcochipriotas y grecochipriotas, el gobierno chipriota continúa explotando sus yacimientos gasísticos. Esto provoca la reacción de Turquía en apoyo a los turcochipriotas y decide aumentar el número de efectivos militares en la zona y solicitar el apoyo de la OTAN. El gobierno chipriota, como miembro de la UE, recibe apoyo militar y se produce el despliegue de efectivos militares en el sur de Chipre y a lo largo de la green line o línea verde (frontera física que divide la isla en turcos y grecochipriotas). Con esta situación, se pueden dar dos posibles escenarios. El primero supondría el inicio de conversaciones entre las partes implicadas para resolver la situación de manera diplomática y alcanzar un acuerdo satisfactorio. Este escenario sería el más probable y el más favorable para evitar un conflicto bélico. El segundo escenario se daría si durante el proceso de negociación ocurriese algún acontecimiento que derivara en un conflicto armado. Este escenario sería improbable, pero en caso de producirse sería el más peligroso para la seguridad y la estabilidad local e internacional,

En general, este escenario es muy poco probable, pero si el más peligroso dado que afectaría directamente a las relaciones entre grecochipriotas y turcochipriotas. Además, estarían involucrados en el conflicto fuerzas de la ONU y de la UE, apoyando al gobierno chipriota, y fuerzas de la OTAN apoyando a Turquía. 

CONCLUSIONES

Tradicionalmente Chipre ha sido un punto demográfico con alto valor estratégico para los pueblos y naciones que la han ocupado. Actualmente, como consecuencia de los yacimientos gasísticos descubiertos en sus aguas, supone un motivo económico transcendental para los intereses no solo de los turcochipriotas y grecochipriotas sino de otros Estados.

Al largo y complejo proceso de reunificación de Chipre se añade otra variable, la energética. Este hecho aumenta el grado de incertidumbre y complejidad del problema si se tienen en cuenta los intereses económicos y energéticos de Turquía, Chipre, Rusia o Israel, junto con las necesidades energéticas de la UE.

La situación actual en Chipre está siendo utilizada por los Estados y unión de Estados para alcanzar acuerdos en otros ámbitos como el económico, político y militar. Se realizan acciones en la zona y se hacen declaraciones en los medios de comunicación como medidas de presión.  

La reunificación de Chipre va a depender de que las partes implicadas alcancen un acuerdo que satisfaga sus aspiraciones. La solución no pasa exclusivamente por el esfuerzo diplomático que lleven a cabo turcochipriotas y grecochipriotas, sino también por el grado de compromiso que adquieran otros actores interesados.

Teniendo en cuenta la implicación directa o indirectamente de la UE, la OTAN (apoyo militar a Turquía) y la ONU, las negociaciones para la reunificación de Chipre pueden derivar de nuevo en un estancamiento, pero no en un conflicto armado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Domingo Aguinaco Parejo .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Domingo Aguinaco Parejo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.