El concepto de Moscú como la tercera Roma es casi un arquetipo del nacionalismo ruso. Procede de la Roma clásica y de su heredera, Bizancio, la denominada segunda Roma se evidenció en el siglo XVI con los escritos del monje Filoféi y desde entonces ha estado presente en el devenir de la Federación Rusa, ya sea de forma velada o de un modo más explícito, como ocurrió en el siglo XIX y sucede en la Rusia actual, donde ese legado se percibe en muchas de las decisiones y acciones que lleva a cabo el Gobierno de Vladimir Putin, tanto en política interior como exterior…

Para acceder al Informe completo pinche aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Domingo Aguinaco Parejo .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Domingo Aguinaco Parejo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.