En 1996 Michael Desch publicó un paper, «War and strong States, peace and weak States?» en el que afirmaba: «como resultado de la caída de la URSS, cambiará el estado tal y como lo conocemos. Algunos se desintegrarán, muchos dejarán de crecer en alcance, otros incluso se encogerán un poco y unos pocos no se verán afectados.» Para el autor, la ausencia de una amenaza existencial aflojaba los vínculos sociales y citaba como ejemplo de países afectados incluso a democracias consolidadas. Por ejemplo: «los USA han experimentado crecientes manifestaciones de insatisfacción con el alcance general del gobierno federal…mientras que el Congreso, dominado por los republicanos, está comprometido, y hasta ahora lo está consiguiendo,en reducir el alcance del gobierno federal.»Por su parte, a esa estructura de naciones/estado fragilizada por la paz, Dani Rodrik añadió un año después su conocido trilema. Globalización, soberanía nacional y democracia eran conceptos excluyentes. Si la globalización vencía, sufrirían o la democracia o el estado nación o ambos. Y ese mismo camino seguiría la globalización si prevalecían la democracia y/o el estado nación…

Para acceder al Documento completo pinche aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Domingo Aguinaco Parejo .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Domingo Aguinaco Parejo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.